miércoles, 4 de enero de 2017

ANINOVO 2017


Resultado de imagen de foto cigueñasAínda non fai moito que despedía as cigoñas neste blog, agardando velas de novo á principios da primavera, como mais cedo, cando, para sorpresa miña, o día de aninovo, nunha paisaxe conxelada, atopei a primeira cigoña do 2017, ao meu paso por estradas fantasmagóricas, desertas que de contado me fixeron imaxinar un mundo postpetróleo. Estaba de pe no seu antigo neal onde xa medrara un prado dentro del e comprobaba tristemente unha ruína onde todo era inóspito e desamparado. Pensaría na súa familia, que deixaba na residencia de inverno (enténdase verán para elas) ao amparo de mellor calidez e na súa arriscada viaxe para adiantarse a preparar a súa casa que acollería amorosamente á súa parella de anos. Cánto nos enseñan estes compañeiros de camiño! Pero, de feito, elas son o mellor cronómetro do tempo atmosférico e dous días despois xa sería mais benigno e propicio para emprender labores de reconstrucción do neal. O día tres, a terra voltouse mol e as árbores ainda locen enaguas outoñais nas suas ponlas cando xa agroman neles indicios primaverais sen ter pasado polo inverno. A esto debe chamárselle xa polo seu nome, que ata xente miúda coñece: CAMBIO CLIMÁTICO.







Eran as tres da madrugada cando me asaltóu este pensamento, que logo de espertarme, faise teimoso e apremiante, polo que xa sempre teño á  man algo onde escribir as ideas que logo pola mañá esfúmanse e dilúense na néboa e mestúranse ca cotidianeidade automática das labores caseiras e de  portas afora e xa non son quén de traelas a rego!
Como dicía, as estradas dende a miña casa á costa atlántica, nesa mañá xélida, eran de película. Apenas atopei carros por elas. Era toda para min, ainda que non tiven malas tentacións de ocupala por completo! Ao deixar a A 6 para dirixirme á Santiago, despois de Guitiriz, a estampa que ofrecían as árbores, prados, veiras da cuneta e arbustos mais pequenos era para fotografar e sabía que ou o facía daquela ou tería que conformarme con perdelo. Non parei porque me deu preguiza, porque xusto onde emerxía esa imaxe non había onde parar.... Logo arrepentiríame ben porque esas imaxes eran xusto as que debía poñer aquí neste post! Verei de atopar algunhas que outras persoas fixeron pero xa non é o mesmo por aquelo de que penso que o que ven os ollos de cada ún, é o que queren ver e o que lle da siñificado a todo o conxunto, porque non é so a foto, é o día, a hora, o lugar xusto polo que ti pasabas, o motivo da túa viaxe, o teu estado de ánimo!. É por iso que non me valen fotos alleas por moi boas que sexan. Cada vez mais esixente con todo!
A miña reflexión sobre a importancia que lle damos ao calendario e cómo marca a nosa vida, de maneira que parece que o primeiro día de xaneiro todo cambia, todo é diferente, empezamos un novo ano do que daremos resumo o 31 de decembro e avaliaremos cómo foi para o mundo, para os nosos achegados, para nós mesmos..... e así sucesivamente. Non nos decatamos de que outras xentes se rixen por calendarios diferentes e para eles non é o mesmo que para nós.... E considerámonos únicos e certeiros e ben afincados na nosa realidade, que non é tal, senón ficticia... Así que ainda que temos que seguir a corriente porque senón corremos o risco de desbordarnos, cada vez síntome menos involucrada neste tipo de celebracións que sobre todo baseanse no consumismo, nunha sociedade capitalista que nos devora ao tempo que se encamiña á súa propia destrucción. Non existen eses marcadores numéricos como non existe o tempo contado en horas e minutos. É unha continuidade sempre, marcada, eso sí, por outro tipo de cambios mais imperceptibles, ou mais sutiles dentro dun conxunto de infinitismos non controlados aínda polos humanos. Deixémonos fluir!!!!!



5 comentarios:

  1. Qué hermoso comentario tanto en lo referente que las fotografías tienen el gran valor del instante y de la importancia que tienen en la vida de quién las hizo.

    Es preciosa la foto de la cigüeña y es asombroso el hecho de su presencia en lo más crudo del invierno. Encontrará algo con lo que alimentarse y ese algo suele estar en los vertederos a los que mandamos toneladas de alimentos.

    Esas ideas que aparecen y si no se anotan, desaparecen tiene un nombre se llama inspiración, como tú muy bien sabes y la verdad es que en el campo de la poesía son esenciales esas inspiraciones...

    En mi opinión y con relación a lo que dices sobre la importancia que damos a las fechas del calendario, creo que nace de una necesidad de sumergirnos en las fiestas para olvidar, siquiera por unos días, la cruda realidad en la que vivimos. Las fiestas siempre son gratas para el corazón de los hombres y es posible que ésta sea la razón auténtica. Las comilonas, el gasto en regalos, el excesivo consumo de bebidas, etc., es otra cosa y eso forma parte del hábito social: nadie quiere ser menos que los demás e incluso, muchos quieren destacarse para darse el placer de poder contarlo, de presumir. En eso, entra nuestras peculiaridades.

    Qué te voy a decir yo, a estas alturas de mi vida, que las únicas fiestas que me dejaron un recuerdo inolvidable fueron las del pueblo de la familia de mi madre. Era auténtica la alegría de todo el mundo. En mi vida familiar, las Navidades estaban llenas de sentido y he sido feliz pasando la tradición a mis hijos. Otra cosa, ya sin gran interés y metida en la celebración por no dar la nota, ha sido la celebración del Año Nueva. La verdad, cuando llegaban los Reyes, los regalos para los peques pero yo estaba ya tan harta de comidas y festejos que disfrutaba poco aunque siempre me quedaba el consuelo de haberlo hecho por mis hijos.

    Bueno, me ha gustado mucho esta entrada como se puede ver por todos los comentarios que hago con relación a la misma. Que escribes tan bien que he entendido, creo yo, todas las palabras sin tener que buscar ni una sola en el diccionario. Que me encanta el sabor que tienen tus argumentaciones en gallego. Que espero que este Año tan nuevo nos sea propicio, que la luz nos acompañe cuando hagamos fotos, que vivamos en un mundo mágico y armonioso, que la vida aparte de nosotras todas las cosas vea que tiene. Es mi deseo que quiero compartir contigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de ver que se han colado un par de errores. Creo que tú lo entenderás y en el párrafo penúltimo debe entenderse las "cosas feas". Soy incorregible en lugar de leer antes de publicar, me suelo acordar cuando ya lo he aceptado. Perdona. También el año debería haberse escrito Nuevo y no el femenino. Esto me ha hecho recordar a un poeta catalán que cambiaba el género de los substantivos, así habría escrito feliz Aña Nueva,
    baalcona por balcón, etc., te aseguro que resulta muy divertido.

    ResponderEliminar
  3. Gostei desta dissertação sobre o que é para cada um o Ano Novo, as paisagens, a vida enfim. E sabemos que cada um vive e vê sempre a vida à sua volta com olhos diferentes dos nossos. Eu também fui passear e até quase ao meio-dia, não se via ninguém em lado nenhum. De tarde já foi diferente, especialmente junto ao mar. Nós portugueses amamos o mar e sempre o procuramos para retemperar forças.
    Um abraço e Feliz 2017

    ResponderEliminar
  4. Hola Bea.
    FELIZ AÑO NUEVO 2017!!.
    Me ha gustado este tema donde lo verdadero del seguimiento de las fiestas son para un mundo incierto. Ignorando los problemas más básicos y necesarios. Yo suelo mirar la luna cada atardecer y me gusta ver el amanecer para hacer fotografiarlas, por que en esos momentos encuentro mis momentos de silencio y una fuente de inspiración. Como también lo que te has inspirado en hacer este trabajo en las cigüeñas. Gracias, Bea por ofrecernos temas reales.
    Un abrazo muy grando

    ResponderEliminar
  5. Linda entra tamén esta, a cegoña vese que sente o frío do inverno, pero se cadra madrugou para gardar o seu apartamento.

    So dicirche que tes mil razóns en todo o que relatas, estou totalmente de acordo.

    Un abrazo e a miña gratitude e cariño.
    Se moi moi feliz.

    ResponderEliminar